Derribando mitos sobre la cineración

PDR - BP (1)

La pérdida de un ser querido resulta muy triste para todas las personas, por lo que este momento es cuandoo las familias y amigos deben unirse para encontrar paz y tranquilidad.

Haz click aquí y descarga la Infografía Gratuita "¿Cómo las personas vivimos el duelo?".

Cuando llega el momento de tomar decisiones, cada persona tiene una opinión diferente sobre qué se debe hacer. Usualmente se habla de sepultar o cinerar a quien ya partió, y aunque la primera opción es más tradicional, la segunda alternativa cada día ganas más adeptos.

Recuerda que esta decisión no siempre tiene que estar a cargo de tus familiares, tú también puedes elegir cómo quieres descansar eternamente. Lee más aquí sobre la Planificación Anticipada.

Es importante mencionar que, ambas opciones son completamente válidas y cada una cuenta con sus ventajas y desventajas, sin embargo, la cineración está rodeada de mitos que es bueno aclarar y explicar.

 

Mito 1: Te van a entregar las cenizas de otra persona

Hay quienes mantienen la creencia de que las cenizas que les son entregadas no pertenecen a sus familiares, o que son mezcladas con las de otra persona. Sin embargo esto es un mito, pues en Chile el Reglamento General de Cementerios establece que el cuerpo debe estar identificado durante todo el proceso. Además, las cámaras de cineración están diseñadas para cinerar sólo a una personas a la vez.

Si todavía tienes dudas, en Parque del Recuerdo solo realizamos cineraciones individuales certificadas con la norma ISO 9001-2015, la cual valida nuestros procedimientos y su correcto cumplimiento. Esto asegura que la persona esté identificada durante todo el proceso.  

Adicionalmente, se incorporan identificadores para efectuar la cineración, y se toma muestra de las huellas dactilares del fallecido, con el fin de reforzar la trazabilidad del recorrido de la urna. Luego, la documentación entregada por los familiares es enviada a la Seremi de Salud, entidad que regula y autoriza este proceso. Sin este permiso, no se puede realizar la cremación. 

Una vez obtenida la autorización, se prepara el proceso de cineración, asignando un ánfora con su respectivo código de identificación. La cremación requiere la validación de todos los identificadores antes mencionados, a lo que se suma el registro de la hora de inicio y termino de la cremación. 

Una vez finalizado el proceso de cineración, se depositan las cenizas en el ánfora asignada, la cual es cerrada y sellada completamente. Luego se realiza el acta de cineración y se agenda el retiro de las cenizas. Finalmente se entregan las cenizas a la persona responsable, quien debe firmar el acta de entrega en conformidad.

 

Mito 2: La Iglesia Católica lo prohíbe

Es importante saber que, desde 1963 la Iglesia Católica acepta la cineración, siempre y cuando se cumpla con algunas condiciones.

En otras palabras, los católicos pueden cremar a sus seres queridos, siempre y cuando no se esparzan las cenizas y no se mantenga el ánfora en casa. La Iglesia recomienda sepultarlas en un lugar sagrado —como un cementerio— o dejarlas en una iglesia. Esto también permite tener un lugar físico donde recordar y visitar a quien ya partió.

Urna

Mito 3: Entre las cenizas quedan restos 

Los familiares de quien ya partió, deben saber que la temperatura utilizada en la cineración es tan elevada que todo lo que está dentro de la cámara es consumido por el fuego y reducido a cenizas.

Por otro lado, lo único que se remueve antes de la cineración son los marcapasos. Esto se debe a que el dispositivo en altas temperaturas puede resultar peligroso para la cámara de cineración y las personas que trabajan en ella.

Parque Del Recuerdo

Sin embargo, es importante recordar que sepultar a una persona también tiene sus ventajas. Al final del día la decisión recae en la familia y en quien ya no está con nosotros —en caso de haber expresado su voluntad en vida—.

En Parque del Recuerdo realizamos cineraciones con extrema rigurosidad, para que la experiencia de las familias que nos eligen sea la mejor. Nos aseguramos de que el proceso cumpla con una perfecta trazabilidad, y que además nuestro impacto al medioambiente sea el menor posible. Es así como nos certificamos bajo la norma ISO 9001 — 2015, e incluso nos sometemos voluntaria y periódicamente a auditorias de nuestros procesos.

Ofrecemos alternativas para que los deseos y creencias de cada persona puedan coincidir: servicios de cineración y sepultación de cenizas en nuestros parques.

Contamos con diversos planes para adaptarse a las necesidades de todas las familias, es así como nace el plan Familia Unida, espacio físico que permite sepultación tradicional y de ánforas. Esto permite que las familias permanezcan unidas independiente de la decisión que cada uno haya tomado.

Esperamos este artículo te haya sido útil. Por último, te invitamos a que descargues nuestra Infografía gratuita: "¿Cómo las personas vivimos el duelo?":

Acompañamiento de un deudo propio