Consejos del estoicismo para vivir mejor

TEMPLATE_BP_1206x635px (22)La vida nos arroja situaciones difíciles todo el tiempo. Pueden ser pequeños eventos como un accidente camino al trabajo o  discutir con un familiar.

Descarga nuestro eBook gratuito: "Todos los beneficios de la planificación anticipada".

No podemos controlar lo que nos va pasar, pero sí tenemos poder de decisión sobre cómo nos sentimos al respecto y cómo abordamos el tema. Lograr este autodominio sobre el ser es uno de los pilares del Estoicismo, una corriente filosófica griega que tiene unos 2000 años de antigüedad.

 ¿De qué va el Estoicismo?

Antigua Grecia

No es casualidad que hoy en día cataloguemos de estoico a una persona que se mantiene calmada durante eventos estresantes.

 Los estoicos están convencidos de que todo lo que nos ocurre es consecuencia de una delicada red de causa y efecto.  En vez de idealizar al mundo que lo rodea, un estoico busca lidiar de forma realista, viendo al mundo tal cual se le presenta.

 Para lograr esto buscan la mejora personal a través de cuatro virtudes cardinales:

  • Sabiduría práctica: la capacidad de enfrentar situaciones difíciles de una forma lógica, fundamentada y tranquila.

  • Temperancia: ejercitar el autocontrol y la moderación en los diferentes aspectos de la vida.

  • Justicia: tratar a los otros de forma imparcial, incluso cuando hayan actuado de forma negativa.

  • Valentía: contar con esta actitud tanto en momentos extremos como en los desafíos cotidianos para enfrentarlos con claridad e integridad.

Si quieres profundizar un poco más acerca de esta forma de ver al mundo, te recomendamos ver este video donde Massimo Pigliucci describe la filosofía estoica:

 

 

Lecciones que podemos utilizar hoy en día

A todo se le puede sacar provecho, y el estoicismo no es la excepción. Durante los momentos difíciles, estas son algunas de las enseñanzas que podemos recoger de esta filosofía:

Diferencia lo que depende de ti, de lo que no

Mujer en el parque

Básicamente, hay tres tipos de situaciones: las que dependen de nosotros, las que dependen hasta cierto punto y aquellas sobre las que tenemos control total. 

 Una vez que entendemos que no tenemos la culpa de todo lo que nos pasa, podemos empezar a ahorrar tiempo y enfocarnos en actuar sobre aquello que sí depende de nosotros

Por ejemplo, no podemos controlar cuándo un ser querido fallece, pero sí podemos tomar decisiones para facilitar el proceso cuando el momento inevitablemente llegue, como por ejemplo, planificar de forma anticipada.

Cada día es una nueva oportunidad

Parque

Para los estoicos cada amanecer representaba una nueva oportunidad. Esto quiere decir que con cada día que pasa tenemos la capacidad de cambiar y transformar aquello que no nos gusta.

 ¡Aprovechemos cada una de las 365 oportunidades que trae el año!

 No tengas miedo a disfrutar de la vida

Familia unida

Al fallecer un ser querido muchas personas no pueden evitar ver el mundo con una perspectiva triste y fría. Es importante no dejarse llevar por el duelo y comprender que, aunque esa persona ya no esté, nosotros seguimos acá y lo mejor que podemos hacer es sacarle el mayor provecho posible, mientras todavía tenemos la oportunidad de hacerlo.

 ¡No nos sintamos culpables por vivir la vida! Disfrutar de lo que tenemos puede ser una forma de honrar la memoria de aquellos que ya no están.

 Veámoslo de esta forma: si la situación fuese al revés, ¿cómo querríamos que estuviese nuestro ser querido  ante la noticia de nuestro fallecimiento?

Acepta al fallecimiento como un proceso natural

Flores

“Practica la muerte: decir esto es decirle a alguien que ensaye su libertad. Una persona que ha aprendido como morir ha olvidado cómo ser un esclavo” – Séneca

Aunque no sea un tema de conversación recurrente, todos estamos conscientes que en algún momento vamos a abandonar este mundo. Hacer las paces con esa realidad puede ser realmente liberador.

Para los estoicos la muerte no es más que otro de los procesos naturales de la vida.

Esta es una lección que sin duda podemos aplicar a nuestra forma de ver las cosas: si aceptamos la muerte no como una catástrofe sino como un proceso natural, nos liberaremos de ese temor y disfrutaremos de nuestra vida a plenitud.

¿Cómo lidiar con la pérdida de un ser querido? Ingresa acá y descubre cómo puedes decir adiós sin olvidar

No te quedes solo con la teoría, haz también la práctica

Mujer sonriendo

“Muchos son competentes en las aulas, pero llévalos a la práctica y fracasan estrepitosamente“– Epicteto

 A lo largo de nuestra vida vamos recolectando conocimiento que dejamos almacenado en nuestro cerebro. Esto no está mal, pero es importante que recordemos aplicar todo aquello que hemos aprendido.

Las personas se pueden dividir entre aquellas que hacen las cosas y aquellas que piensan en hacerlas. Tomemos todo lo que hemos aprendido  y transformémonos en la mejor versión de nosotros mismos.

Cuando se trata de la muerte no hay nada que podamos hacer para evitarla, pero siguiendo lo que nos dejaron los estoicos, hay ciertas actividades que podemos hacer para alivianar la carga y enfrentar la situación de mejor manera, cuando el momento llegue. 

Estamos hablando de la planificación anticipada. Esta práctica consiste en planificar con tiempo todos los detalles que tienen que resolverse cuando alguien fallece.

De esta manera, todo ya estará solucionado y los familiares pueden dedicarse a vivir su duelo, sin ningún tipo de preocupación extra.

Si quieres conocer un poco más acerca de este tema, te recomendamos descargar este e-book completamente gratuito.

Planificación Anticipada