Cómo desafiar la mente para alcanzar nuestra mejor versión

Personas felices

Cuando nos ejercitamos estamos buscando mejorar nuestra capacidad física, algo que también podemos hacer con nuestro cerebro, desarrollando y optimizando su funcionamiento.

La plasticidad cerebral es la capacidad que tiene nuestro cerebro (a nivel neuronal) para transformarse y reestructurarse, generando nuevas conexiones para adaptarse funcionalmente a los cambios en el entorno.

Todos los días podemos hacer pequeñas actividades para fortalecerlo y mejorar su condición.

 Descarga nuestra infografía gratuita: "Cómo las personas vivimos el duelo".

 En otras palabras, debemos buscar comprender cómo funcionamos, para poder mejorarnos y transformar nuestros procesos internos para nuestro beneficio, logrando una mejor calidad de vida.

Así funciona el cerebro humano                                                                                         

Hombre pensando

Explicar cómo funciona el cerebro es un tema de largo análisis. Sin embargo, podemos explicar una de las formas clave en las que él "piensa".

En nuestra cabeza hay dos órdenes básicas programadas: "conservar energía" y "esforzarse por descubrir cosas nuevas".

Como se puede apreciar son contradictorias, pues si conservamos energía no podemos  enfocarnos en descubrir cosas nuevas, y si buscamos algo nuevo estaremos gastando energía. A pesar de esto, ambas tienen su razón de ser. 

Cada persona funciona de manera diferente

La explicación es la siguientebuscamos preservar energía para poder sobrevivir y tener fuerza en caso de que se presente algún imprevisto.

Por otro lado, debemos estar constantemente descubriendo cosas nuevas para poder evolucionar, avanzar y adaptarnos. 

Ahora que ya sabemos por qué pasa, es momento de que tomemos cartas en el asunto. Después de todo, el cerebro es el órgano de donde vienen todas nuestras ideas.

Lo recomendable es que nos esforcemos por darle órdenes a nuestro  cerebro, específicamente, que le ordenemos descubrir cosas nuevas para que piense de forma distinta a la que está acostumbrado.

En la medida en la que descubra algo nuevo podrá romper con los patrones mentales que ya tiene preestablecidos, encontrando nuevos caminos para abarcar la realidad. 

¿Qué son los patrones mentales?

Los patrones mentales nos ayudan a interactuar con el mundo que nos rodea

Los patrones mentales son todas esas acciones que aprendemos en algún momento y que continuamos haciendo casi de forma involuntaria y de manera inconsciente

Tenemos que enfocarnos en aquellos que nos crean modelos para comprender y saber cómo reaccionar a los diferentes eventos que ocurran en nuestra vida. Nuestro cerebro los utiliza para poder navegar en el ambiente donde nos estamos desarrollando.

Estos lineamientos de conducta van surgiendo desde que somos pequeños y nos crean patrones mentales que cambian la forma en la que nos acercamos a las cosas en un futuro.

Dicho de otra manera, nuestra realidad nunca va a ser igual a la de otra persona, pues cada uno tiene patrones únicos que afectan su forma de ser, de pensar, de percibir. etc.

Los patrones mentales nos ayudan a desenvolvernos en el mundo

Contar con patrones mentales es sumamente útil para el día a día, pues nos ayudan a resolver situaciones que ya hemos atravesado. 

Sin embargo, pueden llegar a ser un arma de doble filo, ya que si nos apoyamos completamente en estos patrones estaremos repitiendo y reforzando las mismas costumbres.

Si hacemos lo mismo siempre, no estamos dejando espacio para evolucionar o crear cosas nuevas.

Por otro lado,  está el hecho de que no todos los patrones mentales son positivos.  Al ser aprendidos, muchas veces los tomamos de personas cercanas a nosotros, incluyendo hábitos autodestructivos o conductas negativas.

¿Cómo romper con los patrones negativos?

Mujer reflexionando

En algún instante siempre llega un momento en el que se hace necesario aprender a romper con estos patrones negativos, para lograr convertirnos en la mejor versión de nosotros mismo.

Con este artículo ya dimos el primer paso para poder romper con esto hábitos poco saludables, pues ahora somos conscientes de que existen. 

Luego debemos reconocerlos, hacer un serio ejercicio de auto conocimiento para buscar cuáles son esas conductas que nos están afectando y no le aportan nada bueno a nuestra vida. 

Identificar de dónde vienen estos patrones también es una buena forma de cambiarlos. Por ejemplo, si reconocemos que nuestra búsqueda de atención viene por culpa de nuestros padres, podremos buscar las herramientas necesarias para sanar.

Cambiar lo negativo por positivo

Otro ejercicio que podemos hacer es intercambiar los negativos por pensamientos nuevos y positivos.

De la misma manera, es importante que durante este proceso de cambio estemos convencidos de que podemos lograrlo, tener fe en nuestra capacidad de transformación.

Una vez que nos conozcamos mejor a nosotros mismos, podremos entender cómo reaccionamos ante situaciones difíciles y de alto estrés emocional. 

Esto puede resultarnos bastante útil para comenzar a mejorar nuestra inteligencia emocional y poder actuar de forma calmada cuando la situación lo requiera.

Hay que tener en cuenta que dentro de cada uno de nosotros está la capacidad de controlar lo que sentimos y de entender por qué actuamos como actuamos.

El primer paso es conocer cómo funciona el mundo interno de las personas, por eso les invitamos a descargar nuestra infografía gratuita para comprender cómo funciona el duelo y cuáles son las etapas por las que pasan las personas.

¿Cómo Las Personas Vivimos El Duelo?